De los tres palos a la pista de baile. La historia Diego “La Barbie” Vásquez

La Barbie

No necesariamente la vida de un futbolista debe transcurrir y trascender exclusivamente adentro de una cancha. Algo así sucedió con Diego Vázquez, ex arquero argentino, ídolo del Motagua, devenido en estrella de la televisión hondureña, y hoy entrenador del club de sus amores en ese país centroamericano. Vida y obra de Diego “La Barbie” Vásquez en el siguiente informe especial.

Diego Vásquez se inició en Atlético San Martín de Mendoza, club en el cual debutó a los 16 años. Tuvo un paso breve por las inferiores de River y por la reserva de Huracán y su primera experiencia en el fútbol internacional fue en Houston Dynamo de los Estados Unidos. Luego regresó al país para jugar en Indepediente Rivadavia hasta que en 1997 pisó suelo hondureño por primera vez para vestir el buzo del Motagua, club del cual sería ídolo tras conseguir 5 títulos de liga. En tres ocasiones fue el arquero menos vencido y aún posee el record de ser el extranjero con más títulos en el club. En diciembre de 2000 atajó el último penal en una definición del torneo contra Olimpia. Según sus propias palabras: “Es el momento que más recuerdo de toda mi carrera”.

En Honduras también jugó por Marathón, Vida, Victoria, Valencia y Deportes Savio. Párrafo aparte para su paso por Universidad donde además de salvarse del descenso, recibió solo 9 goles en 20 partidos y clasificaron a la liguilla en 2005. Algo histórico para esa institución.

Mi paso por Honduras es más que positivo. Cuando llegué allá por 1997 no me imaginé que iba a estar todos estos años, hacerme hondureño y tener hijos hondureños. La verdad que este país me ha tratado muy bien, es mi casa. Siempre digo que soy argentino de nacimiento y hondureño de corazón. Estaré por siempre ligado a este país de cualquier forma”.

En acción en Bailando por un sueño
En acción en Bailando por un sueño

Apodado “La Barbie” por el periodista deportivo Marvin Cabrera, en 2011 Vásquez incursionó en la televisión, más precisamente en el popular show “Bailando por un sueño”. Si bien sus movimientos en la pista de baile no eran tan buenos como en la cancha, “La Barbie” podía combinar su gusto por las cámaras y la chance de cumplirle un sueño a la gente necesitada de Honduras.

“Soy un fenómeno bailando, pero me parece que atajo mejor”manifestaba por entonces

Si bien fue eliminado del certamen, quedó la sensación de que Vásquez podía continuar en la televisión. Sin embargo, fue categórico al respecto: “No, para nada es un juego solamente,  participaré porque me parece algo muy positivo. Cuando ya no sea profesional, seré técnico”, aseguró.

El momento más difícil llegó a fines de 2011 cuando colgó los guantes defendiendo al Deportes Savio frente nada más ni nada menos que al Motagua, el club de sus amores.

Presentación como DT del Motagua
Presentación como DT del Motagua

Dos años después, Diego Vasquez retornó a Motagua pero ya como entrenador.

“Motagua es todo para mí aquí en Honduras. Vine en una época muy buena y ganamos muchos títulos, además el reconocimiento de la gente es muy bueno. Sería lindo dirigir este equipo, que no ha podido ganar nada en los últimos años”, expresó el mendocino.

Con este presente como entrenador se cierra el círculo de Vásquez en Honduras. Es una etapa que recién comienza a experimentar pero con las mismas sensaciones que vivía en su período como arquero. En las pistas tampoco desentonó pero sabe bien que su lugar es otro.

¡ Compártelos En Todas Partes!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *