Nicolás Fernández escribe la historia de La Hoya Lorca

Nicolás Fernández de futbolistas argentinos por el mundo

En futbolistas axem tal como lo hace todos los años, Nicolás Fernández o “Nico”, como lo llaman en España, volvió a Mar del Plata de vacaciones. Si bien la ciudad balnearia no es el lugar que lo vio nacer es el que lo cobijó desde chico, donde dio sus primeros pasos en el fútbol y la que sirvió de vidriera para viajar al exterior y cumplir el sueño de jugar y vivir del fútbol. Luego de transitar por varios equipos españoles, su presente lo encuentra afianzado en La Hoya Lorca, un pequeño club de esa ciudad de la Comunidad de Murcia que en la pasada temporada consiguió un histórico ascenso a Segunda División B. Nico tuvo la deferencia de hablar con futbolistasaxem donde repasó sus comienzos en el Club Norte, su trayectoria en España y sus expectativas en esta nueva etapa en La Hoya.

Nicolás Fernández nació en Temperley, provincia de Buenos Aires, pero por motivos familiares a los 12 años se mudó a Mar del Plata. Con experiencia en las inferiores de BanfieldLanús recaló en Norte, equipo de barrio de la ciudad balnearia para después pasar por Aldosivi y Olimpo de Bahía Blanca donde disputó la Liga del Sur y gracias a sus buenas actuaciones llegó a jugar el Nacional B. Las buenas condiciones mostradas y su juego vistoso llamaron la atención de Alejandro Camaño, representante con lazos en España, que lo acercó a la filial del Mallorca. Allí fue campeón de su división y compinche de los argentinos que por aquellos años jugaban para el primer equipo de la isla: Guillermo Pereyra, Jonás Gutiérrez, Ariel Ibagaza y Germán Lux.

Luego de una muy buena etapa en el club mallorquí, Nico se alejó y conoció por primera vez lo que es ganarse la vida en otro país. De jugar en un club con una infraestructura de Primera División, el argentino pasó por clubes con bajo presupuesto donde la inestabilidad económica lo hacían dudar de su permanecia en la Madre Patria. En Jumilla no cobró durante tres meses. Más tarde se fue al Pinatar donde conoció a quien hoy es uno de sus mejores amigos y consejeros: Martín Prest, también oriundo de Mar del Plata, que hace años juega en el fútbol europeo. En 2011 se mudó a Lorca, una pequeña ciudad a 40 minutos de Murcia, donde fichó para el Lorca Atlético Senior, club donde supo gritar goles Facundo Sava. Allí, Nico pareció encontrar su lugar en el mundo. En lo personal, conoció a su novia . En lo futbolístico, firmó para La Hoya Lorca.

Nico (último de los agachados) en La Hoya Lorca
Nico (último de los agachados) en La Hoya Lorca

En el “brócoli mecánico”, apodado así por la actividad que desempeñan los dueños del equipo, Nico se siente más que feliz. Sabe que a los 26 años no puede dar ventajas, esas que dio cuando era más joven y no se tomaba muy en serio esto de ser profesional. Cuando habla del pasado en su cara hay un dejo de arrepentimiento pero al mismo tiempo de agradecimiento a su familia y amigos por estar a su lado cuando quería largar todo. Con La Hoya la adaptación no fue fácil. La Tercera División y sus 18 zonas hablan por sí solas de una dura categoría, tanto o más que el sintético en la que se juega. Sin embargo, la temporada 2012-2013 encontró a La Hoya como protagonista al finalizar como primer clasificado y lograr ser campeón en el playoff tras vencer a Peña Deportiva para conseguir el histórico ascenso a Segunda B. Como si esto fuera poco llegaron a la final de la Copa Federación, todo un hito para el club.

A 5 años de haber pisado España por primera vez, Nicolás Fernández disfruta de su presente. Cara visible del gran momento de La Hoya sabe que más allá de sus cualidades futbolístcias, la próxima temporada jugará en una división con mayores exigencias. Así se prepara para lucir, para que el pequeño equipo de Lorca siga haciendo historia en el ascenso español.

¡ Compártelos En Todas Partes!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *