Tres argentinos con sangre paraguaya

En el Mundial 2010, la selección paraguaya tuvo en su lista de Buena Fe, a tres jugadores argentinos que gracias a tener familiares nacidos en Paraguay representaron al conjunto guaraní en Sudáfrica.

Néstor Ortigoza, volante central de Argentinos Juniors, Jonathan Santana, mediocampista del Wolfsburgo alemán, y Lucas Barrios, delantero de Borussia Dortmund de Alemania, representaron a la selección guaraní en Sudáfrica, sin haber jugado nunca en un equipo paraguayo.

Por lazos sanguíneos consiguieron obtener la nacionalidad paraguaya para ser considerados seleccionables para el entrenador Gerardo Martino, el otro argentino de la legión.

ortigoza

Ortigoza llegó al Mundial siendo figura de Argentinos Juniors, sorprendentemente el último Campeón del fútbol argentino.

jonathan-santana

Jonathan Santana había vuelto a Alemania después de su paso por San Lorenzo de Almegro.

FUTBOL, PARAGUAY VS ESPANA

Lucas Barrios, surgido en Argentinos Juniors, y de paso por Tiro Federal, no explotó en el fútbol argentino sino que tuvo que buscar su lugar en el Mundo en Chile, donde se cansó de hacer goles en Cobreloa y después en Colo Colo. De ahí, unos meses antes del Mundial fue transferido a Borussia Dortmund donde también anduvo en gran nivel.

EL MUNDIAL DE LOS ARGENTINOS.

PARTIDO POR PARTIDO

Martino dispuso que para el partido debut frente a Italia en Ciudad del Cabo, Lucas Barrios sea titular, y tanto Jonathan Santana y Néstor Ortigoza sean relevos. Santana ingresó promediando el segundo tiempo en el empate en un gol.

Seis días más tarde, en la victoria por 2-0 frente a Eslovaquia, repitió con Lucas Barrios de entrada y Néstor Ortigoza estuvo como suplente sin ingresar. Santana quedó afuera de los convocados a causa de una contractura del partido ante Italia.

En el empate sin goles ante Nueva Zelanda en Polokwane, los tres argentinos empezaron sentados al lado de Gerardo Martino, y en el segundo tiempo, el delantero Barrios fue el único en ingresar.

Con Paraguay ganador del grupo, y Eslovaquia como segundo, a los paraguayos les tocó enfrentar en octavos de final, en Pretoria, a Japón al que vencieron por penales tras igualar sin goles en los 120 minutos. En ese partido se dio el debut en el Mundial de Néstor Ortigoza que fue reemplazado en el segundo tiempo. Lucas Barrios jugó todo el partido y convirtió en la definición por penales. Jonathan Santana se quedó sin ingresar.

Llegaron los cuartos de final. Enfrente estaba el que iba a ser campeón, España que venia de derrotar por la mínima diferencia a Portugal, en el clásico ibérico.

Gerardo Martino dispuso que en la noche de Johannesburgo, Jonathan Santana fuera el único argentino titular. Jugaba por primera vez de entrada, y aguantó todo el partido. Lucas Barrios, que entró a cinco minutos del final, y Néstor Ortigoza otra vez se quedó con las ganas de entrar. Fue derrota 1-0 y vuelta a casa.

Suscribíte al blog por correo electrónico

Ingresá tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

You may also like...

Pin It on Pinterest

¡Compártelo!

Compartí este artículo con tus amigos.